El buen incentivo para el buen trabajador

Posted on Actualizado enn

¿Qué es lo que nos motiva para hacer las cosas que hacemos? y ¿Si dependemos de una motivación externa/una razón externa, a qué atribuimos tal razón/motivación? Una razón es una idea generada, impulsada, deseada para verse alcanzada a fin de obtener cierto beneficio de lo que se esta haciendo, es decir para alcanzar este propósito, desempeñamos una labor, impulsados por el motivo de que aquello que intentaremos alcanzar sera de hecho nuestro incentivo por el cual hacemos las cosas

En este sentido, cualquier cosa que desees (y no perdiendo de vista las implicaciones de ver estos deseos en separación de ti mismo donde aquello que quieres alcanzar es en realidad el reflejo de algo que tú no eres y existe allá afuera en separación de ti mismo) se vuelve susceptible de verse apropiado y a estos efectos poseído por otra persona que puede de hecho tener  o poseer aquello que tú estas buscando, donde por lo tanto, si encuentras a una persona en posesión del objeto de tu deseo, dicha persona adquiere por defecto la capacidad de manipularte y controlarte porque de hecho controla las razones, los deseos y por lo tanto los motivos por los cuales haces las cosas, es decir te posee a través de los deseos que has dado permiso a que te posean…

Uno podría en primera instancia culpar a la persona que usa y manipula dicho “incentivo” como una forma de chantaje para atarte o hasta cierto punto esclavizarte, ya que tarde o temprano descubres que esta persona también desea obtener un beneficio de lo que tu puedas ofrecer como “la labor que vas a desempeñar”; debes entender que eres el responsable de tu propia esclavitud y por lo tanto el directo responsable de tu libertad, porque el motivo detrás de tu propio deseo, esconde de hecho los motivos de “la avaricia” que te mantiene atado a tu propia esclavitud, a tal grado que tu deseo ha ofrecido el ejercicio de tu propia voluntad a cambio de la satisfacción de este deseo que, si observas honestamente, se trata de no más de una experiencia experimentada por ti, en una definición que quieres ver de ti como tú mismo siendo parte y efecto de una visión que define el “quién yo soy”.

En la psicología industrial: de acuerdo a la personalidad de cada persona, de acuerdo a su conducta e ideas, es el trabajo que puede desempeñar dentro del sistema y por lo tanto se le da cierto incentivo, de acuerdo al trabajo que “puede desempeñar” y según el trabajo que puede desempeñar es el “valor de la persona” porque aparentemente no puede ser mas de lo que es ya que “nació de cierta forma” con ciertas creencias, cultura, etc, etc, y a todo ésto viene el discurso sobre el “respeto” donde estas ideas deben ser respetadas y por lo tanto debe respetarse la limitación de esta persona en su estado de esclavitud frente al amo de sus deseos, pensemos en nuestra sumisa aceptación de la pobreza a razón de ser la responsabilidad de cada persona frente a su propia personalidad y actitud frente a la vida.

Si observamos a uno de los “incentivos” o mejor dicho el símbolo que ha devenido de la construcción misma del Capitalismo (el dinero), la supervivencia se ve condicionada a algo más que el sólo trabajo de la persona que desea procurarse las necesidades básicas, sino que ahora debe cumplir con un principio que antecede su derecho a “la vida misma”. Este “motivo” para hacer las cosas se convierte en la “razon” que las personas usan como impulso para hacer las cosas y por lo tanto se ven atrapadas por su propio temor a no obtener el dinero que desean tener para poder sobrevivir o simplemente para expresarse como prefieran sin importarnos otra cosa; sin embargo nuestra sumisa aceptación del actual sistema es lo único que nos detiene…, piénsalo ¿Qué más necesitamos para cambiar este sistema más que la voluntad de cambiarlo? ¿Necesitaríamos pedirle permiso a los actuales líderes/directores del Capitalismo? No…

 

No existen razones o propósitos para existir aquí porque ya estas aquí, es decir “YA ESTAS VIVO” el propósito es algo agregado algo separado a lo cual se tiene una idea de dependencia para existir aquí; cada persona tiene la capacidad de ser su propio impulso y dirección de si mismo, eso es la verdadera esencia de la educación.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s