La Moral del Hombre en los Tiempos Modernos

Posted on Actualizado enn

400942_495629267128840_1446682139_n

Voy a arriesgarme a compartir este punto al cual estoy seguro de que muchos encontraran múltiples y diversas reacciones, y estoy listo para ser atacado y acusado de lo que ustedes gusten y manden, sin embargo mi punto de partida dentro de este blog no es el de apoyar, mantener o profesar, religión alguna, sino un mero punto de observación de la perspectiva moral de las religiones con respecto al ser humano, el deber ser y la moral que es de hecho la norma primera que regula nuestro comportamiento en este mundo, y por lo cual considero la más importante de todas las leyes, desde el punto de partida de la consideración y dignificación de la vida como lo que es mejor para todos.

Esta es una continuación del blog anterior:El punto de partida en la expresión del derecho “el fas”—–( https://arteexpression.wordpress.com/2013/02/15/el-punto-de-partida-en-la-expresion-del-derecho-el-fas/) si no se ha leído aun este blog, sugiero que primero vayan a ese, porque el punto de partida de la investigación realizada para este blog, deriva de aquel realizado en el blog señalado.

Esta perspectiva aquí, es un fragmento de la Biblia Satánica y el fin de compartir esto aquí, será con el simple interés de observar una faceta de la sociedad que, si bien constituye  “a mi parecer”, la representación de la otra cara de la moneda de aquello que no es otra cosa sino el simbolismo metafísico, si se quiere, de la comparación  pictográfica del comportamiento humano basado en la moral.

AMOR Y ODIO

EL Satanismo representa amabilidad con aquellos que se la merecen en lugar de amor desperdiciado en ingratos.

No puedes amar a todo el mundo; es ridículo pensar que puedes. Si amas a todo y a todos perderás tus poderes naturales de selección y acabarás siendo un pésimo juez de carácter y de calidad. Si algo es usado con demasiada libertad pierde su verdadera importancia. Por lo tanto, el Satanista cree que debes amar fuertemente y por completo a quienes merecen tu cariño, pero ¡nunca des la otra mejilla a tu enemigo!

El amor es una de las emociones más intensas sentidas por el hombre; otra es el odio. Obligándote a sentir amor indiscriminado es algo poco natural. Si tratas de amar a todo el mundo, lo único que consigues es disminuir tus sentimientos hacia quienes merecen tu amor. El odio reprimido puede causar muchas enfermedades físicas y emocionales. Al aprender cómo descargar tu odio y dirigirlo a quienes se lo merecen, te limpias a ti mismo de todas ésas emociones malignas y no necesitarás descargar tu odio reprimido sobre tus seres queridos.

Nunca ha existido un gran movimiento de “amor” en la historia de la humanidad que no haya terminado asesinando un incontable número de personas ¡debemos suponer que era para demostrar cuánto las amaban! ¡Todo hipócrita que ha caminado sobre la faz de la Tierra ha tenido sus bolsillos rebosantes de amor! Todo religioso farisaico asegura amar a sus enemigos; aún cuando es atacado se consuela a sí mismo pensando que Dios los castigará. En lugar de admitir que son capaces de odiar a sus enemigos y tratarlos de la forma que se merecen, dicen: “Bueno, pero por la gracia de Dios, voy a rezar por ellos. ¿Por qué habríamos de humillarnos y rebajarnos a nosotros mismos al sacar una comparación tan incorrecta? Se ha pensado que el Satanismo es sinónimo de crueldad y brutalidad. Esto se debe únicamente a que la gente tiene miedo de enfrentar la verdad —y la verdad es que el ser humano no es tan benigno ni amoroso. Sólo porque el Satanista admite que el ser humano es capaz tanto de amar como lo es de odiar, es considerado odioso. Al contrario, como es capaz de dar rienda suelta a su odio a través de una expresión ritualizada, es mucho más capaz de amar con el más profundo amor. Al reconocer y admitir honestamente tanto el amor como el odio que siente, no confundirá una emoción con la otra. Si no eres capaz de experimentar una de éstas dos emociones, no podrás experimentar la otra completamente.

Tal vez el principal problema de tratar con estos temas “tan delicados, para mentes delicadas”, es el proceder que requieren para asegurar a uno el evitar, “si se quiere”, la crucifixión. Y es que, la necesidad imperante dentro de la pretención de compartir este fragmento, es la consideración, sobre todo de aquellos siguiendo los “principios bíblicos” el de notar, la similitud de este pasaje de la biblia satánica, con la realidad que de hecho vivimos dia a dia, porque (no me dejaran mentir aquellos devotos) nos encontramos en el reino de lucifer.

Ahora me gustaría colocar esto en perspectiva con un fragmento de mi libro de Derecho Romano sobre los aspectos de la esclavitud:

Esclavo es el hombre al que la norma positiva – no la naturaleza – priva de libertad.

El esclavo carece de capacidad jurídica, ya sea personal – conubium – ya patrimonial – commercium. No es sujeto de derecho, sino cosa – res – simple objeto: servile caput nullum ius habet.

La primera consecuencia de la esclavitud es la perdida de la libertad; y la definición de la libertad es: Capacidad que tiene el hombre de actuar de manera libre, sin obligación alguna, estado de quien no esta sujeto ni impedido para hacer algo. Pero hay algo muy interesante con respecto a “la lógica del derecho”, y es que de acuerdo a este argumento, debemos entonces entender que “la libertad depende entonces de condiciones especificas que hacen posible la libertad, es decir, la libertad no es libre, porque la libertad depende de no encontrarse sujeto u obligado a algo o alguien, y ¿qué es lo que hemos hecho? Colocamos a alguien más a hacer eso que no queremos hacer para no vernos sujetos u obligados a hacerlo por nosotros mismos, muchos podrán decir que no es posible realizar todas las tareas que implican la efectiva manutención de nuestras necesidades básicas, sin embargo, esto no es del todo cierto.

Por una parte, aun tenemos que proveernos el alimento aunque sea por medio de la realización de otras actividades que nos permiten tener “derecho” a un ingreso lo cual hace posible la realización de los actos de compraventa para proveernos los ya mencionados, la figura de alimentos en el Código Civil, no solo implican los alimentos con los cuales nutrimos el cuerpo, implica, la educación (porque no solo de pan vive el hombre), refugio, abrigo, servicios medicos (SALUD), es decir, todo lo que hace posible la nutrición del ser humano entra en la figura de alimentos, esto sobe todo resalta en los procedimientos de divorcio o tutela con respecto a la pensión alimenticia (pero eso es para otro blog), y por otra parte, la naturaleza nos da la respuesta – si uno observa la organización de un hormiguero, cada una de las hormigas cumple una determinada labor, pero esta no es una labor egoísta donde uno solo se provee a uno mismo (por lo cual, ya desde este punto de partida “la perspectiva Satánica se encuentra errada con respecto a que no es posible amar a todos incondicionalmente”, pero ya llegare a ese punto), es decir, puedes ver que la labor en el hormiguero consiste en la consideración de una hormiga por la otra, “como hermana” si se quiere, y si uno se permite colocar esto en perspectiva con la labor que nos es posible realizar como humanos, la solución reside en “procurar los alimentos para la otra persona porque eres consciente de que el trabajo que la otra persona realiza, también hace posible tus alimentos”, ¿donde queda en el orden del hormiguero la guerrera, que sale a buscar el alimento, sin la labor de la obrera que hace posible el albergue y refugio para esta? ¿donde queda el alimento de la obrera, sin el trabajo realizado por la guerrera? Es decir, el principio que Desteni lleva a la consideración de todos, es el hecho de que 1+1=2, implica dar incondicionalmente y esto no es “dar para recibir” sino dar para asegurarse de que todos tengan, si la labor de toda la sociedad hace posible el refugio de una familia, la casa se construye no en un año, sino en una semana, y después la labor de todos hace posible un hormiguero suficientemente grande y abastecido para todos, con una ligera diferencia, el trabajo realizado en conjunto, es terminado tan pronto, que al igual que las hormigas o las abejas, solo necesitan trabajar la mitad del dia, y la otra mitad queda para goce y disfrute de cada uno.

Estos son principios simples, sin embargo se han tergiversado dentro de la idea de que la igualdad, es de aquellos que son iguales a las condiciones de mi libertad, los que son “tan iguales como yo, o iguales a mi”

El esclavo tiene capacidad de obrar, esto es, capacidad negocial y capacidad penal. Puede en efecto, realizar negocios jurídicos, si bien todo lo que adquiera con ellos pasa al patrimonio del dueño, sobre el cual, por lo demás, cabe que recaiga la responsabilidad dimanante de ciertas normas –actiones adiecticiae qualitatis. No sólo ingresa en el patrimonio del dueño lo que adquiere el esclavo por negocio jurídico, sino lo proveniente de cualquier otro acto – ocupación, herencia, etc.

La libertad, es una condición; un granjero le da a sus vacas mejor alimento, por que a condición de que estas “tengan esta libertad”, el puede tener mejores ingresos de la carne que venda por ellas, no porque le importe la libertad de las vacas, lo mismo ocurre con los humanos, nuestros granjeros nos dan la libertad de escoger el trabajo que deseemos desempeñar, no porque les interesen nuestras libertades, sino porque el ingreso y beneficios que ven de esto son mayores a si obligaran a cada uno a hacer una labor impuesta.

Algo que es interesante de señalar, es el hecho de que Roma tenía un territorio tan extenso, que aquellos que terminaban dentro del territorio conquistado por Roma, se veían obligados a aceptar la condición de esclavitud, ya que sin el derecho de realizar actos de compraventa, o tener acceso al alimento, no importaba que tan “libre uno se sintiera” si no tenías acceso a la comida, y era preferible para ellos entonces el aceptar tal condición de esclavitud, con la esperanza de llegar algún día a alcanzar la manumisión (o liberación) ya que con ello, adquirían la condición de “liberto” y se les permitía realizar los negocios jurídicos establecidos en las leyes romanas, aunque realmente jamas llegan a dejar de ser esclavos, porque una de las condiciones de la libertad es una figura que se llama “obsequium”, esta obliga al esclavo a mantener una relación con su patrón, donde el patrón tiene derecho sobre sus bienes, alimentos, servicios, labor (según sea artesanal, comercial, etc.), jamás llegan a ser libres realmente, “suena muy familiar a lo que ocurre hoy día en este sistema”, sal de todo reglamento si así lo deseas, pero no esperes conseguir alimento alguno si no tienes acceso a una fuente de ingresos que te permita realizar los negocios jurídicos; (esta es una filosofía personal no oficial) – el billete es todo un contrato, establece una personalidad jurídica impresa en el billete que uno acepta por el simple hecho de tomarlo, tiene las firmas, los sellos, los permisos, todo marcado en sus múltiples dimensiones que hacen posible la “validez del contrato”, si el contrato es falso o el billete es falso, no hay contrato, no hay relación, no hay negocio.

Puede el esclavo cometer delitos, esto es, actos ilícitos que reciben la calificación jurídica de tales. Por los delitos privados se hace civilmente, responsable el dominus, convenido mediante el actio noxalis, si bien cabe a éste la posibilidad de liberarse de la correspondiente condena pecuniaria, entregando el esclavo a la persona perjudicada – noxae deditio.

Una de las partes más interesantes del derecho, es el hecho de que no sería posible la existencia de este, si las personas no pudieran delinquir, inclusive dentro de la Biblia Satánica, Antón Lavey describe dentro de las nueve declaraciones satánicas, en el principio numero nueve: ¡Satán ha sido el mejor amigo que la Iglesia siempre ha tenido, ya que la ha mantenido en el negocio todos estos años!; El cielo tiene también sus condiciones para la libertad, goce y disfrute de este; esta solo es otorgada a aquellos dignos de la consideración y favor del creador, sin embargo, la – dominus – del creador es clara, cada uno es el más aterrador juez, en nuestras propias mentes, el reino de Dios esta en el hombre…vaya felicidad es la ignorancia requerida para alcanzar el nirvana, ignorancia del sufrimiento y condena de millones a morir en inanición, pobreza, enfermedad, todo parte de la obra divina de nuestra propia creación, y muy a mi parecer, nuestra chaqueta mental.

Este me parece uno de los puntos más importantes que marcan la verdadera naturaleza de la Religión, (nacemos pecadores, comandados a volvernos santos), el merecimiento del cielo, la creación, todo forma parte del “acto y gracia del creador”, sin embargo, ¿es este acto de creación, verdaderamente la “acción y gracia de un ser bueno”? necesito ser muy claro en este punto, no es de mi interés el criterio de valor de una u otra religión con respecto a su “idea de lo que es bueno o es malo”, sino la valoración del contenido normativo religioso que marca los principios del colectivo social, el fin de este blog es el marcar que tanto la Iglesia (sea Satánica, Cristiana, Católica, etc) como el Estado, guardan una estrecha relación con respecto al pecado y el crimen; son exactamente el mismo principio, la diferencia recae “solo en la persona” que opina según “las bases de su religión” lo que es un pecado o un crimen y lo que no lo es, esto es otro punto por el cual, la religión es dependiente de la opinión de las personas, (pero bendita sea la democracia, aun en completa desconsideración de que los valores inculcados en un hogar u en otro que son “según el libre albedrío de las personas”, no podrán diferir tanto de un hogar a otro, puesto que serán dependientes de los principios sociales que marcan el funcionamiento del sistema), y la diferencia principal reside en que si bien unas son de carácter coercible (que se te puede obligar a cumplirlas) y las otras no, ¿donde recae aquel “valor superior”, que hizo posible la matanza de millones de personas durante la Inquisición, y que hace posible hoy, la matanza y sufrimiento de otras tantas miles de millones en pro de leyes cuyo “principio se funda en la persecución del bien común” (esclavitud)? Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera, ¿que puede ser el cielo, sino un reflejo de lo que hay en la Tierra? ¿Es el Estado (interno y externo) del ser humano, un vivo reflejo de las leyes que ha creado e impuesto para si mismo tanto interna como externamente? ¿Somos la imagen y semejanza de Dios si nos hemos separado completamente de la “bondad” que hizo posible la manifestación de la vida en toda la existencia?

El esclavo goza de personalidad natural. Le es dable constituir relaciones familiares de naturaleza y fines semejantes a las que son propias de los hombres libres. La unión entre esclavos es denominada –CONTUBERNIUM – no difiere en esencia, del matrimonio entre libres, en cuanto tiene una y otro de relación de hecho, de carácter estable y normalmente monogamica. La unión entre esclavos carece de sanción legal, pero los vínculos de sangre – la servilis cognatio – fueron reconocidos jurídicamente en materia de impedimentos matrimoniales y de sucesión legitima, con referencia a aquellos que hubieran alcanzado la libertad.

El esclavo que alcanzaba la libertad no tenía derecho a casarse con un ciudadano que hubiese nacido libre, esto es sancionado y removido eventualmente lo que da pie a que los esclavos puedan casarse con ciudadanos romanos. Sin embargo, no dejaba de ser mal visto en la sociedad porque se consideraba que la línea de sangre (los apellidos) se desvirtuaba por la unión de dicho matrimonio.

(Interesante que actualmente la gente que teme la igualdad, no quiere que otras personas puedan tener lo mismo que ellos, porque aparentemente no lo merecen)

El esclavo puede tener un peculio – peculium – esto es, una pequeña cantidad de bienes o dinero que el dominus le confiere en disfrute y administración, quedando en realidad la posesión y la propiedad en vinculación con su dominus. (Esta figura dentro del Derecho Romano, me parece de las más interesantes en contraposición con nuestra actual forma de relaciones laborales y lo que es hoy bien definido como “la nueva esclavitud en el Sistema Capitalista el famoso “pago al contado en proporción a las horas acumuladas sobre una labor determinada”, y voy a tomar el ejemplo más extremo para colocar esto en perspectiva, China se ha convertido hoy en la mayor potencia mundial, esto gracias a su labor tan barata y a su producción masiva basada en la esclavitud y el miserable salario de los empleados de los grades monopolios, los valores tal vez hayan podido cambiar de “bueno…me parece que si son seres humanos iguales a nosotros”, a que a los esclavos “se les reconocen” algunos derechos aquí y allá, como servicios de salud y de pronto la Constitución puede tener escrito “todos somos iguales, todos somos libres y no se permite la esclavitud”; esto me parece la mayor manifestación de engaño, hipocresía y abuso que haya podido existir sobre la FAS de la Tierra, donde el FAS es la justificación de estos abusos, con respecto a nuestra moral)

La labor de cada uno, aun en el principio de procurar al otro el alimento recíprocamente, sigue siendo de hecho procurarse el alimento a uno mismo, hay un principio dentro de la Biblia Satánica que refleja de hecho lo que hemos permitido en este mundo,  y es el que uno reserva “el amor para aquellos que lo merecen” ¿por qué? porque de hecho sabemos exactamente a donde llegaran los ingresos de nuestra labor, estos no llegan a pertenecernos, los beneficios que realmente percibimos de nuestra labor son solo para nuestra familia, pareja, y allegados, y no necesariamente porque no queramos compartirla con otro o ayudarle, es que simplemente “no alcanza”, y no es solo condición de que la reservemos en nuestro goce y disfrute, sino que la labor no llega realmente a distribuirse en igual proporción, y no estoy hablando del ingreso monetario que cada uno percibe de su labor, hablo de aquellos bienes de los cuales uno se hace gracias al ingreso monetario; donde al ver al Cristiano, este realiza “donaciones de caridad, tiempo, trabajo” a otras personas, no por “amor al prójimo”, sino por temor de la figura Divina a la cual se le procura la felicidad, para “comprar eventualmente una plaza en el cielo”. Sin embargo, el principio de proveer incondicionalmente para todos por igual, implica el principio de que la labor que uno realiza no es solo para la persona a la cual uno le procura el alimento, sino para uno mismo, esto es tan simple como la acción de compartir, es decir, el trabajo de dos personas, abastecerá de alimento para ambos y tal vez para un tercero, el trabajo se vuelve más simple por el simple hecho de que la fuerza laboral implicada es mayor.

Y ahora, tal vez la parte más difícil de redactar, y tal vez para muchos de leer, es el hecho de que el principio de las leyes romanas que forman parte primordial de nuestra Constitución, se encuentran establecidas desde los principios Religiosos del FAS, la separación que hizo Jesus de Estado e Iglesia, no quiere decir, que sus fundamentos cambiaran, EL PRINCIPIO QUE SE MANEJO FUE EL DE RETIRAR A LA IGLESIA DEL PODER DE LA APLICACIÓN DE NORMAS A NIVEL ESTATAL, PERO LOS PRINCIPIOS PERMANECIERON, LAS LEYES ROMANAS ERAN LAS LEYES DEL CIELO, Y DIOS ERA EL “DOMINUS” EN LA MENTE DE TODAS Y CADA UNA DE LAS PERSONAS, QUE HOY ES DEFINIDO COMO LA CONSCIENCIA DIVINA, Y DEBE ENTENDERSE QUE SI EXISTE CUALQUIER REACCIÓN EMOCIONAL A ESTE BLOG, ES DEBIDO A QUE EL PRINCIPIO DE DOMINIO SE ENCUENTRA PRESENTE EN LA MENTE Y QUE ESTE ES EN REALIDAD EL EGO (QUE CURIOSAMENTE SE TRADUCE COMO EL ALMA O ESPÍRITU) QUE ESTÁ MARCANDO EL PRINCIPIO DE DOMINIO QUE “DESEA SER OBEDECIDO” PORQUE SU EXISTENCIA DEPENDE DE ALGUIEN O ALGO QUE LO NUTRA, CON LA FACULTAD DE OBEDIENCIA, PORQUE A VISIÓN DE AQUEL QUE OBEDECE, EXISTE EL QUE NO OBEDECE, EL QUE NO ES IGUAL, EL QUE DEBE OBEDECER, Y CON ELLO, LA ESCLAVITUD Y EL ESTADO DEL SER HUMANO SON POSIBLES.

Para una mejor comprensión de este punto sugiero a todo interesado el explorar los siguientes links

desteni.org

desteniiprocess.com

equalmoney.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s